martes, 15 de octubre de 2013

IBERMAN La Luz 2013



Hace ya más de un año que nuestros compatriotas onubenses se aventuraron a organizar un triatlón de larga distancia, sí, de esos de los denominados “ironman”. Y prometía ser una prueba novedosa y atractiva, puesto que además de transcurrir por los dos países que integran la península ibérica (España y Portugal), su precio de inscripción y gastos de alojamiento incluidos, eran casi irrisorios. Sin embargo y como todos sabemos, muchas veces lo barato puede resultar caro y al llegar allí comprobamos la gran cantidad de fallos organizativos y de gestión que luego se sucederían también durante todo el fin de semana. En cualquier caso, al final tampoco podíamos pedir lo que otras franquicias ofrecen, a un coste muy superior evidentemente.Días atrás no veíamos el momento de estar allí todos frente al mar Atlántico, dispuestos a devorar kilómetros de agua, ciclismo y carrera, después de un largo año de duros entrenamientos. Pero esos instantes mágicos de un triatlón de distancia ironman llegaron: 544 deportistas bajo la línea de salida en la playa de Islantilla, aún sin amanecer y enfundados en sus trajes de neopreno, aguardando ese sonido de bocina que hace subir la adrenalina a cualquiera.

El sector de natación en el mar suele ser uno de los que más respeta un triatlleta, pero creo que ninguno podemos quejarnos de la auténtica balsa de agua que fue esa mañana la playa de Lepe, con apenas oleaje y una buena visibilidad a pesar de tener el sol de cara en la segunda vuelta. Eso sí, el error de cálculo de la distancia fue garrafal, puesto que a todos aquellos que portaban gps, el aparatito les marcó una cifra aproximada de 4.600 m. recorridos. Una broma de mal gusto para iniciados y no tanto para expertos, pero en ningún caso de recibo en un triatlón de larga distancia.

Superado el escollo de agua, llega la que para muchos es la parte más atractiva de esta distancia en el triatlón: la de pedalear en las flamantes bicicletas puestas a punto los días previos, todas relucientes y con los más novedosos adelantos técnicos. Pero no, no era día ni perfil para cabras, ruedas de perfil alto, acoples y mucho menos cascos aero. El azar quiso que ese día fuese el único en el que el viento soplase algo más de lo normal (18-22 km/h), y así fue y además en contra, durante los primeros 70-80 km. Este hecho hizo que el desgaste fuera un poco excesivo y sumado al castigo de un astro rey que ya avisaba que asomaría durante todo el día, provocó el triste abandono de algunos. En efecto el sol hizo que sudaramos de lo lindo. Pero no fueron estos los factores que más nos afectaron en el sector ciclista, fue la altimetría. Y es que a pesar de que todos conocíamos el perfil del recorrido, éste fue un continuo sube y baja (más sube que baja) durante los 180 km. Y quien no reguló bien sus fuerzas y se avitualló en condiciones, lo acabó pagando. Desde luego los repechos constantes, en especial las rampas del 16% de desnivel al llegar a Pomarao, acababan con la moral de cualquiera. Sin embargo el tesón y la preparación llevada a lo largo de la temporada hacen que continuemos en busca del primer objetivo, llegar a Villa-Real de San Antonio, donde estaba instalada la T2 y comenzaría lo realmente duro de las pruebas de 226 km: la maratón.


Aquí es donde quizá más críticas vaya a recibir el “I Iberman La Luz 2013”. Y es que para recorrer esos 42 km. de recorrido los organizadores tuvieron que incluir algunas “eses” en el rutómetro. En algunos tramos incluso hubo que caminar por arena de dunas, y hasta por la playa; una encerrona total. Imposible no andar en esos tramos. Pero lo peor de todo no fueron estos obstáculos, sino el hecho de no encontrarte a un alma por la ya de por sí aburrida ruta. Si no fuese porque hay algo que sí saben hacer muy bien los andaluces y en este caso nuestros vecinos de Huelva: Animar, animar y animar, la carrera hubiera sido una tortura. Todos los voluntarios y sobretodo los más “peques” fueron lo mejor y a ellos hay que agradecerles hacerse presentes animando en unos avituallamientos en los que a veces escaseaban tanto líquidos como sólidos.

El final sí, es apoteósico si consigues llegar a la línea de meta, convirtiéndote en finisher, y tienes tu momento de gloria por el paseo marítimo, donde te esperan los que te quieren. Sin embargo, en líneas generales y como bien apuntaba nuestro amigo Alberto Bravo, este no era el mejor “Ironman” para debutar, al menos en mi caso. Cada uno aparte ofrecemos nuestra experiencia personal, que a buen seguro es totalmente diferente una de otra.

En cualquier caso, no vamos a quejarnos más, el recorrido era para todos el mismo y no por haber sido tan duro vamos a dejar de entrenar para hacer algunos más y vamos a intentar hacerlo mejor, puesto que en eso consiste el deporte, en superarse y además sí ha habido muchos momentos en los que todos los que participamos (Pablo, Álvaro, José Antonio, Agustín y un servidor) hemos disfrutado y que hacen a este deporte especial, esos ratos de disfrute compartido merecen la pena.

Crónica de Marcio

Lo mejor, lo peor, lo aprendido, lo errado

Agustín Risueño

Crónica personal en su Blog











Crónica personal en su Blog.

Miguel Marcio Manzano

En modo resumen para mi:

¿Lo mejor? La experiencia.
¿Lo peor? El recorrido, sobre todo de la maratón.
¿Lo aprendido? Avituallamineto constante.
¿Lo errado? Hay que estudiar bien estas pruebas. A veces el casco y la cabra sobran.







Pablo Martín Tapia (33 años, 2º año practicando triatlón)

La verdad es que la experiencia ha sido inigualable.

Respecto a las preguntas te diré que personalmente y englobando la preparación y la carrera me quedo con la llegada, entrar en meta, logrando el objetivo de cruzarla y estando mi familia allí, después de tanto tiempo preparándolo, una sensación brutal. Y haber compartido la alegría con los demás compañeros que hemos ido. Que al final son como una familia.

Lo mejor de la carrera? Creo qué lo mejor que me ha salido ha sido la bici, porque el circuito ha sido duro y aguantar el ritmo no era fácil, por las continuas subidas que había, en los 90-100 km últimos casi no hemos podido ir acoplados.

Así mismo en la bici, a partir del km 130 ha sido donde más he sufrido, física y psicológicamente porque las continuas subidas te iban minando un poco la moral y ya sólo tenía ganas de dejar la bicicleta y ponerme a correr por cambiar un poco de deporte, jeje.

Lo peor? A parte de lo que ya he dicho de la bici, el maratón, 30 km corriendo solos por un parque natural sin ver a nadie animando, excepto los voluntarios y los avituallamientos, eso fue bastante duro, pero ahí me encontré bien. Los últimos 8 km de la carrera a pie se me hicieron larguísimos porque nos metieron por la arena de la playa y después de la paliza.... Ahí fue el segundo bajón que he tenido, pero ya se tira con todo quedando tan poco.

La natación al ser lo primero, pues prácticamente no te enteras, con las ganas que tienes y demás se paso bien, a parte de que creo que realice una buena natación.

Lo peor a nivel de la carrera me pareció la organización, podían haber puesto el recorrido un poco más vistoso para el deportista y la gente que va a verlo, porque como te he dicho antes 30 km de carrera sin ver prácticamente a nadie se hace pesado.

Los hoteles muy bien y que por lo que nos costo la inscripción en comparación con otras carreras de esta distancia tampoco se puede pedir mucho más.

Lo aprendido? Yo creo que de los errores se aprende y la verdad al ser el primero que he hecho no puedo decir en que he errado para poder aprender porque ni en mis mejores sueños había pensado en hacer una carrera como la que hice. Supongo que si hago otra carrera en la que me vaya peor o sufra mas (que no quiere decir q no haya sufrido, q he sufrido mucho) aprenderé en lo que me he equivocado pero la verdad es que no puedo decir nada más.

Otra cosa con respecto a lo peor ha sido la retirada de José, cuandodo lo vi en la llegada la verdad es que fue un palo porque se lo mucho que se lo ha currado y loque tiene que significar retirarse. Sólo mandarle ánimos y a por el siguiente!

3 comentarios:

  1. Un debut por todo lo alto...
    Qué duro!!

    ResponderEliminar
  2. "No era el mejor para debutar", pero así sabe mejor...
    Enhorabuena!!

    A descansar, que os lo habéis ganado!

    ResponderEliminar